por NutraSalud 25 de enero, 2018 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

En 2016 la Compañía Danone a nivel mundial decidió llevar su política nutricional a un nivel más alto, implementando seis compromisos nutricionales que contemplan, entre otras medidas, la reducción del contenido de grasas y de azúcares añadidos de sus productos. Analizamos su plan de trabajo hasta el año 2020.

 

Danone ha decidido llevar su compromiso nutricional aún más lejos, basándose en recomendaciones oficiales de ingesta de nutrientes (OMS, EFSA, US, IOM, etc.), referencias científicas sobre patrones de dieta y objetivos internos desarrollados a partir de sus programas propios de investigación. Concretamente en España, de cara a 2020, tiene objetivos tan ambiciosos como los siguientes:

  • Todos sus productos lácteos fermentados de consumo diario (las familias de Activia, Actimel, Danacol, Vitalinea, Densia, Mi Primer Danone, Danonino y la gama de yogur básico) serán bajos en grasa (máximo 2,5% M.G.).
  •  Reducir un 22% el azúcar añadido de sus productos lácteos fermentados de consumo diario.
  • El aporte energético del 90% de la gama estará por debajo de 100 Kcal por 100 g de producto.

En los últimos diez años, Danone ha reformulado cerca del 60% de su volumen de venta de las referencias con azúcar añadido en España, lo que representa una reducción del 16% de este azúcar añadido.

Los compromisos nutricionales de Danone se pueden consultar en el siguiente enlace:

Compromisos nutricionales Danone

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus