27 de febrero, 2019 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

La consultora de innovación Lantern, en su estudio “Redescubriendo los fermentados. Entendiendo el poder de los alimentos vivos”, pone el foco de atención en estos alimentos que consideran “extraordinarios” tanto desde un punto de vista funcional como gastronómico. Este informe se centra en aquellos productos que mantienen su actividad microbiana y aún contienen propiedades probióticas en el momento del consumo.

A nivel global, hay una corriente fuerte en el consumo de alimentos y bebidas probióticos como una fuente natural de salud y esta tendencia va a ir a más. Se estima que casi un tercio de los alimentos que consumimos son fermentados y algunos de ellos, por mantener su actividad micro-bacteriana en el momento de consumo, tienen propiedades probióticas que favorecen la microbiota humana. De entre todos ellos, el kombucha y el kéfir son los que más atención y crecimiento están teniendo.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus