por Nutrasalud 18 de mayo, 2020 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Federación Española de Nutrición analiza los últimos datos de consumo presentados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación confirman que los españoles se acercan más a los productos de la Dieta Mediterránea tradicional durante el confinamiento, con una prevalencia de frescos, legrumbres, frutas y hortalizas en el carro de la compra. Aún con todo, también crece el consumo de precocinados y azúcar.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) publica, desde que comenzó el confinamiento, los datos de consumo en el hogar semanalmente. Desde la Fundación Española de la Nutrición (FEN), que viene colaborando en muy variadas acciones con el MAPA, se ha realizado un análisis de estos datos para conocer la orientación y tendencias de la alimentación de los españoles.

El análisis concluye que hay un aumento de consumo de productos frescos, legumbres, frutas y hortalizas, pescados, frutos secos y aceite de oliva, por lo que se ha mejorado la densidad nutricional saludable de la dieta de los españoles, que preferiblemente eligen productos de cercanía y más sostenibles. 

Sin embargo, a pesar de estos incrementos de productos básicos de la Pirámide de la Dieta Mediterránea, también se ha observado un aumento de compra de bebidas que habitualmente se consumen en hostelería, como es el caso de las bebidas espirituosas, vino, cerveza o refrescos. Además, se ha observado un incremento de compra de productos precocinados y azúcar que, junto a las harinas, se han utilizado mucho estos días para la preparación de postres de muy diferentes tipos.

"Debe insistirse en el caso de las bebidas en la necesidad de priorizar el agua como fuente de hidratación en todos los grupos de edad, y en la necesidad de la moderación en los casos de la repostería y bollería caseras, priorizando siempre la fruta en el postre y otros momentos como el desayuno", apuntan los especialistas.

Asimismo, se pone el acento en que "estos nuevos hábitos de consumo podrían llevarnos a volver a las técnicas culinarias y platos tradicionales imperando los alimentos de temporada", concluyen desde la FEN.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus