10 de febrero, 2020 Empresas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los consejeros delegados de AB-Biotics, Miquel Àngel Bonachera y Sergi Audivert, han formalizado con la directora del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), Esther Esteban, un convenio para desarrollar actividades de caracterización y selección de cepas probióticas.

El objetivo de este convenio es la colaboración de ambas partes en la realización de investigaciones relacionadas con la caracterización y el estudio de cepas con potencial probiótico de cara a su posible futura comercialización.

En caso de que se obtengan resultados susceptibles de protección en este convenio, de dos años de duración prorrogables dos más, AB-Biotics se hará cargo de los estudios de patentabilidad y elaboración de las patentes. Además, la compañía tendrá un derecho exclusivo mundial de licencia con derecho a sublicencia para las tecnologías protegidas por patente.

El INIA es un organismo autónomo adscrito al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, a través de la Secretaría General de Coordinación de Política Científica, que puede suscribir convenios para el desarrollo de proyectos y actuaciones de investigación científica, desarrollo e innovación. En su Departamento de Tecnología de Alimentos, desarrolla, entre otras, investigaciones relacionadas con la selección, caracterización y aplicación de microorganismos de interés alimentario. El INIA es propietario de unas cepas de Lactobacillus, Bifidobacterium y Lactococcus, aisladas e identificadas en el Departamento de Tecnología de Alimentos, que pueden presentar interés por su potencial probiótico. Por su parte, la compañía de biotecnología aplicada a la salud AB-Biotics es, asimismo, propietaria de sendas cepas de Lactobacillus y Lactococcus, con el mismo potencial.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus