18 de diciembre, 2017 Ingredientes comentarios Bookmark and Share
< Volver

Desde el momento en que la compañía Chr. Hansen adquirió la cepa probiótica LGG, en 2016, sus científicos han dedicado tiempo a integrar la exclusiva cepa en su colección de cultivos para lácteos, así como a identificar sus mejores compatibilidades y a examinar nuevas ideas de productos para beneficiar a la industria láctea y a los consumidores de todo el mundo.

Chr. Hansen ha presentado recientemente ProKids, una solución para yogur líquido probiótico de buen sabor para niños. Chr. Hansen ha desarrollado el cultivo DVS liofilizado, nu-tris GY-1, que contiene la cepa probiótica LGGjunto con un cultivo compatible para yogur y una receta probada que constituyen el eje del concepto ProKids.

“Hemos potenciado las mejores cualidades de la cepa probiótica LGG combinándola con un cultivo para yogur formulado con mimo. El resultado es un yogur líquido muy suave, de buen sabor y con una concentración elevada de bacterias probióticas vivas que resultará atractivo para los paladares de los jóvenes y para los padres preocupados por la salud”, afirma Dorte Eskesen, directora global de Márketing de Productos Lácteos Frescos.

“Con el concepto ProKids, que se ofrece en todo el mundo y puede incluirse en el catálogo de lácteos de la propia marca, llenamos un hueco en el mercado de lácteos. Creemos que existe un potencial sin explotar para los productos lácteos funcionales específicos para niños. La cepa LGG se ha estudiado en más de 300 ensayos clínicos y se ha descrito en más de 1.100 publicaciones científicas. Un fuerte enfoque investigador hacia los niños y su salud hace de la cepa probiótica LGGla elección natural para un producto infantil”, informa Eskesen.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus