17 de abril, 2018 Complementos alimenticios comentarios Bookmark and Share
< Volver

La rosa mosqueta es conocida como componente de cremas y aceites destinados al cuidado de la piel y al tratamiento de cicatrices, manchas o quemaduras. Sin embargo, suelen pasar desapercibidos algunos de sus beneficios más importantes, como sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Esta planta de uso medicinal es una fuente natural de vitaminas A, B3, B9, C (en concentraciones mucho más altas que en los cítricos), D y E. Además, es rica en flavonoides, carotenoides, galactolípidos, magnesio y otros fitoquímicos, que la convierten en un importante aliado para prevenir y combatir el dolor articular y reducir el consumo de analgésicos.

Diversos estudios sitúan el polvo de rosa mosqueta como un elemento natural fundamental para evitar y mejorar problemas de articulaciones causados por la edad, el sobrepeso, el ejercicio físico o la vida sedentaria, así como por dolencias concretas. En esta línea, varios ensayos clínicos [1] realizados en pacientes con artrosis y artritis reumatoide han dado como resultado mejoras de movilidad y reducción del dolor.

De hecho, más de un 40% de los pacientes con problemas articulares inflamatorios que participaron en estos estudios [2] fueron capaces de reducir el uso de analgésicos y antiinflamatorios al complementar su dieta con polvo de rosa mosqueta.

Prevenir la aparición de dolencias degenerativas o crónicas como la osteoartritis y la artritis reumatoide es crucial a partir de los 35-40 años, edad en la que las articulaciones comienzan a resentirse y precisan de cuidados concretos que ayuden a su mantenimiento y resistencia, sobre todo en rodillas, caderas y manos, que son las que más sufren el paso del tiempo.

Potenciador natural del colágeno

El polvo de rosa mosqueta evita que un excesivo número de células inflamatorias penetren en la articulación y crea una barrera, reduciendo así la inflamación y el dolor articular. Así, de forma natural y en pocos meses, incluir en nuestra dieta el polvo de rosa mosqueta reduce el dolor articular, mejora la movilidad y la flexibilidad y contribuye a la formación natural de colágeno, ya que la vitamina C presente en la planta activa la síntesis endógena del colágeno y ayuda a que se ensamble en los tejidos, con lo que evita el desgaste del cartílago.



[1] Winther, K., Apel, K. & Thamsborg, G. A powder made from seeds and shells of a rose-hip subspecies (Rosa canina) reduces symptoms of knee and hip osteoarthritis: a randomized, double-blind, placebo-controlled clinical trial. Scand J Rheumatol 34, 302–308 (2005).
[2]  Rein, E., Kharazmi, A. & Winther, K. A herbal remedy, Hyben Vital (stand. powder of a subspecies of Rosa canina fruits), reduces pain and improves general wellbeing in patients with osteoarthritis: a double-blind, placebo-controlled, randomised trial. Phytomedicine 11, 383–91 (2004).

 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus