por NutraSalud 7 de junio, 2021 Cosmética comentarios Bookmark and Share
< Volver

Aunque el maskné no es una alteración cutánea nueva en el campo de la dermatología (siendo, de hecho, una afección bastante habitual entre el personal sanitario), sí lo es en nuestras vidas, que ha hecho irrupción con la llegada del Covid y el uso continuado de la mascarilla. Olyan farma propone una línea de tratamiento.

El uso obligatorio y necesario de la mascarilla no solo provoca que aparezca el acné, sino que también lo hace la dermatitis irritativa. E incluso es posible que las pieles afectadas por patologías cutáneas diagnosticadas, como la rosácea o la dermatitis atópica, puedan sufrir brotes debido a su uso prolongado. Olyan farma, laboratorio experto en productos sanitarios y en el cuidado de la piel, consciente de este problema que ha multiplicado las consultas dermatológicas los últimos meses, propone el tándem perfecto para tratarlo sin resecar la piel con dos productos que actúan en sinergia: el limpiador Acnaid® y el tratamiento Acmed.

Hay que tener en cuenta que, con la llegada del buen tiempo y el aumento de las temperaturas, llevar la mascarilla crea un microclima antinatural en una zona del rostro en la que se unen calor, humedad, toxinas, exceso de sudoración y fricción: un entorno idóneo para que la piel sufra ezcemas irritativos en la zona del surco nasogeniano y barbilla, así como irritación o acné en las mejillas, provocadas por una fricción de contacto con la mascarilla.

La mejor manera de prevenirlo es mantener una higiene correcta y una rutina de hidratación y tratamiento adecuados, así como utilizar la mascarilla según las indicaciones del fabricante. No cumplir estas pautas puede suponer una propensión o desarrollo de maskné.

Además, según Iván Lorenzo, director científico de Olyan farma, “El acné ocasionado por el uso de la mascarilla, se debe a que esta produce una fricción continua y genera una atmósfera con un alto grado de humedad, lo que sumado a la suciedad provoca que los poros se obstruyan, se inflamen y aparezca un mayor número de comedones, por eso el mejor cuidado que podemos hacer es realizar una rutina de limpieza diaria con productos específicos para el acné, pero que al mismo tiempo no resequen, como Acnaid Jabón Líquido, efectivo para prevenir el acné y como primer paso del tratamiento. En el caso que estemos cursando con un brote, Acmed, crema de ácido azelaico al 20% puede ser tu gran aliado para controlar el brote, es bien tolerado por las pieles más sensibles, siendo uno de los pocos productos seguros para tratar el acné o el acné – rosácea en grado 2, en embarazo y lactancia, incluso en los meses de mucho sol, ya que no produce fotosensibilidad ni es fotosensibilizante.”


  • Olyan farma Acnaid® Jabón Líquido


Este limpiador para el tratamiento preventivo del acné posee un efecto cicatrizante y antibacteriano, al mismo tiempo que hidrata y protege la piel.  Entre sus ingredientes principales destacan:

Extracto de agua de nenúfar: sus taninos y flavonoides tienen efectos cicatrizantes y antibacterianos y producen un efecto antioxidante gracias a la captación de radicales libres.
Piroctona Olamina: posee un amplio espectro antibacteriano que protege la piel de las posibles amenazas que provocan acné. Minimiza la colonización y proliferación de microorganismos que incrementan los síntomas del acné.
Glicerina: suaviza e hidrata la piel en productos limpiadores sin aportar olor o color.
Modo de uso: Mañana y noche durante 12 semanas.

  • Olyan farma Acmed 

Este tratamiento seborregulador y matificante está indicado para el tratamiento del acné pápulo-pustuloso, la rosácea y el melasma post inflamatorio. Un tratamiento muy completo que ayuda a tratar las lesiones inflamatorias, puntos negros y pigmentaciones postinflamatorias.  Su composición con ácido azelaico al 20% proporciona las siguientes acciones:

Despigmentante:  inhibe la enzima tirosinasa y no es fotosensibilizante.
Queratolítica: ayuda a desbloquear los poros obstruidos.
Antibacteriana: bactericida de amplio espectro.
Antiseborreica: inhibe la 5α-reductasa, enzima relacionada con la actividad en las glándulas sebáceas de las zonas propensas al acné.
Antiinflamatoria: elimina los radicales libres, frenando la cascada inflamatoria.

Es apto para utilizar durante el embarazo y lactancia, y la piel lo tolera mejor que los retinoides o el peróxido de benzoilo, que además puede manchar los tejidos, como toallas o sábanas durante su uso. Pero, ¿por qué el ácido azelaico es mejor tolerado por la piel? Esto es debido a que es menos potente que los citados anteriormente, lo que lo hace ideal para pieles sensibles o sensibilizadas que cursan con acné y rosácea papulo-pustulosa al no irritar la piel, siendo igual de eficaz, por lo que su alta tolerancia es su mayor diferenciación, siendo uno de los pocos tratamientos compatibles en embarazo y lactancia y presentando una ventaja terapéutica al poder usarse en monoterapia o en combinación con otros tratamientos.

Modo de uso: Se recomienda usar Acmed 1 o 2 veces al día durante un máximo de 12 semanas. Dermatológicamente testado.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus