2 de abril, 2018 Salud comentarios Bookmark and Share
< Volver

Laboratoires Grand Fontaine, empresa cuyos productos distribuye en España Laboratorios Ordesa, participa con su marca FontUp en un ensayo clínico para comprobar la influencia del epigalocatequina galato (EGCG), un compuesto natural extraído de las hojas del té verde, que contribuye a la mejora de la capacidad cognitiva en niños y niñas con síndrome de Down.

El estudio, coordinado por el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), analizará la evolución de niños entre 6 a 12 años con síndrome de Down, y también un grupo de niños con síndrome X Frágil. La fase de reclutamiento se inició durante el mes de febrero de 2018, y está previsto que el ensayo tenga una duración de 10 meses.

Los niños participantes en el estudio tomarán FontUp, el complemento alimenticio donado por Laboratoires Grand Fontaine, que incorpora epigalocatequina galato (EGCG), una sustancia que actúa frente al deterioro neuronal y tiene efectos beneficiosos sobre las capacidades cognitivas de las personas con síndrome de Down. Este preparado también tiene en cuenta algunos de los problemas metabólicos más comunes en personas con discapacidades, como, por ejemplo, la celiaquía o el estreñimiento, y se ha adaptado el formato a la población pediátrica.

Como señalan desde la compañía, con este ensayo se pretende corroborar los buenos resultados observados en un estudio anterior realizado en adultos jóvenes. “Tras la toma de este compuesto del té verde (EGCG), combinado con un protocolo de estimulación cognitiva, los participantes mostraron una mejoría en su memoria de reconocimiento visual, atención, así como en autocontrol y en el comportamiento adaptativo o autonomía en actividades del día a día, y que estos cambios se podían correlacionar con cambios biológicos en su conectividad cerebral”, apuntan desde Laboratoires Grand Fontaine.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus