1 de marzo, 2019 Nutrición comentarios Bookmark and Share
< Volver

Ante la presentación y debate, celebrado el 28 de febrero en el Ministerio de Sanidad, sobre el Plan de Protección de la Salud frente a las pseudoterapias, el Colegio de Dietistas Nutricionistas de Cataluña ha presentado un comunicado en el que ofrece su posición ante el mismo.

Según recoge dicho comunicado, el Colegio, “como legítimos representantes de los dietistas-nutricionistas de Cataluña”, advierte a la opinión pública y a los ciudadanos que “las terapias nutricionales alternativas no probadas y no reconocidas por las autoridades sanitarias pueden provocar un efecto adverso en la salud de las personas, además que ocasionan mayor gasto sanitario”.

Las redes sociales y los nuevos medios de comunicación serían, según el Colegio, responsables de este hecho, lo que ha provocado, según asegura este texto, una “confusión muy importante y grave en relación con determinados asuntos relacionados con la alimentación, la nutrición y la dietética”, para añadir que  “es muy alarmante para la salud pública y la sociedad que se distorsione la verdad y el conocimiento sobre estos temas, que ocasionan la aparición de consecuencias nocivas para la salud y que atentan contra los derechos de los ciudadanos”.

Por todo ello, declara que “los profesionales dietistas-nutricionistas legalmente capacitados y debidamente acreditados son los únicos que pueden atender y realizar un abordaje dietético-nutricional posterior al diagnóstico adecuado del médico. Puede constituir un delito la recomendación de abandono de estas terapias en beneficio de supuestas terapias alternativas, sin reconocimiento alguno por parte de las ciencias de la salud ni de las autoridades pertinentes”. Asimismo, “los medios han de hacerse responsables, a la hora de difundir los supuestos beneficios y las terapias pseudocientíficas y asumir también los riesgos y las consecuencias de su aplicación por parte de las personas sin la adecuada capacitación”, mientras que, en tercer lugar, “las Administraciones han de velar por el cumplimiento de las normas que rigen la práctica de las diferentes disciplinas”.

Finalizan el comunicado con una recomendación en estos tres frentes de actuación a nivel público: medios, centros educativos y autoridades:  “Que los medios de comunicación utilicen fuentes de información fiables y no den cabida a falsos especialistas; que las universidades verifiquen los contenidos de los cursos y postgrados y que las autoridades emprendan las actuaciones correspondientes para preservar la salud de la población”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus