4 de agosto, 2021 Empresas comentarios Bookmark and Share
< Volver

La marca alemana Kneipp celebra este año 2021 sus 130 años de historia, conservando su filosofía holística ligada con la naturaleza.

Sebastian Kneipp nació en el 1821 en Stephansried (Baviera), y fue un sacerdote muy reconocido en su región, al que siempre le interesó las enseñanzas relacionadas con el poder curativo del agua.

En el año 1886 escribió su primer libro “Mi cura de agua”, donde expuso sus observaciones y resultados. A lo largo de su vida su fama fue creciendo de forma exponencial, hasta que en el año 1891 cedió los derechos basados en la filosofía Kneipp a un amigo Leonhard Oberhäußer, farmacéutico de Wurzburgo, para que desarrollara productos farmacéuticos y cosméticos y pudiera comercializarlos bajo su nombre.

Actualmente la marca conserva sus cinco pilares intactos: agua, plantas, ejercicio, alimentación y equilibrio. Los beneficios del agua con tratamientos con chorros o el descubrimiento de la fuerza curativa de más de 40 plantas han hecho que los productos ofrecidos por Kneipp sean soluciones con un valor diferencial, señalan desde la firma germana.

El compromiso por el medio ambiente supone, además, uno de los principales retos para el futuro de Kneipp. Uno de sus objetivos es conseguir que para el 2023 todos sus embalajes sean de plástico reciclado. Además, se centran también en el uso de materias primas alternativas, preferiblemente renovables para aplicar la reciclabilidad.

Kneipp sigue desarrollando, fabricando y distribuyendo medicamentos, complementos alimenticios y productos para el cuidado de alta calidad. Con 500 trabajadores, en su sede situada en Ochsenfurt-Hohestadt, en la zona de Wurzburgo, se fabrican grageas, lociones, aditivos para el baño, espumas y cremas de baño (una de sus áreas comerciales más importantes).

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus