Empresas Premium

22 de noviembre, 2021 Empresas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Baïa, startup innovadora especializada en nutrición funcional, acaba de convertirse en la primera empresa española en recibir la autorización de la Comisión Europea bajo el reglamento 2015/2283 para comercializar un “nuevo alimento” en el mercado de la Unión Europea.

Tras ocho años de I+D y con el dictamen favorable de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que avala su seguridad para el consumo humano, la compañía obtiene ahora el derecho de su comercialización en exclusiva durante un periodo de cinco años.

El nuevo alimento en cuestión, autorizado como complemento alimenticio y registrado como DMB, se elabora a partir de pulpa y piel liofilizadas de Synsepalum dulcificum, una baya endémica de África Occidental (popularmente conocida como miracle berry o miracle fruit) que contiene miraculina, una glicoproteína que posee la sorprendente propiedad de enmascarar los sabores ácidos y transformarlos en dulces si se consume previamente a la ingesta de alimentos y bebidas. Su efecto tiene una duración aproximada de una hora, pero abre un nuevo horizonte de posibilidades clínicas para tratar a pacientes con trastornos del gusto o con restricciones alimentarias, permitiendo así aumentar la adherencia a tratamientos de nutrición médica.

A partir de ahora, la compañía tiene previsto realizar diferentes estudios relacionados con colectivos vulnerables susceptibles de beneficiarse del consumo de este complemento sensorial. El primero de ellos será un ensayo clínico para generar evidencia científica sobre los trastornos del gusto en pacientes con cáncer de mama. Como algo totalmente novedoso, el ensayo clínico incorporará técnicas ómicas como el análisis metagenómico de la microbiota oral y su relación con el gusto y la efectividad del suplemento con miraculina (DMB), así como técnicas muy novedosas de análisis de lipidómica de membrana del eritrocito, un indicador biológico del estado metabólico de los pacientes en relación con su patrón alimentario y su estado de salud, y cuyos ácidos grasos pueden relacionarse con una probabilidad mayor de padecer disgeusia.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus