por NutraSalud 29 de diciembre, 2017 Salud comentarios Bookmark and Share
< Volver

El número de personas que dufren diabetes no para de crecer. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, cerca de 500 millones de personas padecen esta enfermedad. En España, el 8,5% de la población ha sido diagnosticada. Los Standards of Medical Care (SMC) de la American Diabetes Association (ADA) marcan la pautas nutricionales que hay que recomendar a los diabéticos.

Desde 1980, el número de diabéticos se ha cuadruplicado. La diabetes tipo 2 (tipo que no depende de la insulina) está creciendo a un ritmo imparable. Con el objetivo de unificar criterios a la hora del tratamiento para personas que sufren esta enfermedad, la American Diabetes Association actualiza cada año los Stándars of Medical Care por los que se rigen los médicos que atienden a diabéticos.

La Fundación redGDPS, formada  profesionales sanitarios de Atención Primaria, llevan ya dos años traduciendo este documento del que extraemos la información más relevante a tener en cuenta respecto a los aspectos nutricionales que deben cuidar las personas que sufren diabetes.

Recomendaciones específicas de nutrición para personas con diabetes

Para muchas personas con diabetes, el la parte más desafiante del tratamientoes determinar qué comer y
siguiendo un plan de alimentos. No hay una sólo patrón para estos individuos, por lo que la terapia nutricional
tiene un papel integral en la diabetes  y cada persona debe contar con una planificación de alimentación individualizada.

El énfasis debe estar en la alimentación saludable a base de patrones que contienen nutrientes densos, alimentos de alta calidad calidad. La dieta mediterránea, las dietas enfocadas a deneter la hipertensión (bajas en sal y en grasa) así como las basadas en plantas son algunos ejemplos de planes que se deben recomendar.  para el tratamiento de la diabetes tipo 2 (dm2) y prediabetes.

Entre los objetivos de la terapia de nutrición, así como los del control de peso, para adultos con diabetes, se añade que en la gestión intensiva de estilo de vida para la pérdida de peso ya no sólo se recomienda la bajada en calorías totales, sino determinados nutrientes como granos enteros, verduras, frutas, legumbres, lácteos bajos en grasa, carnes magras, frutos secos y semillas.

Las recomendaciones sobre hidratos de carbono, grasas, sodio y alcohol no han variado respecto a años anteriores (descargar documento al final de la noticia).

Respecto a las proteínas, el documento especifica mejoras en la gestión de la dm2 mediante dietas con niveles ligeramente más altos de proteínas (20-30%), al aumentar la saciedad.

Una de las novedades introducidas es la sobre las recomendaciones en cuanto a micronutrientes y suplementos. Se debe realizar control periódico de la vitamina B12 en pacientes tratados con metformina (en especial si hay anemia o neuropatía periférica) y suplementarla si hay déficit. Ninguna otra suplementación se considera eficaz.

Sobre uso de edulcorantes no nutritivos, estos tiene el potencial de reducir la ingesta total de calorías e hidratos de carbono, si sustituyen a edulcorantes calóricos y no se compensan con la ingesta de calorías adicionales de otras fuentes de alimentos. Los edulcorantes no nutritivos son, por tanto, seguros para usar dentro de los niveles de ingestión diaria.

Actividad Física

Los niños y adolescentes con diabetes o prediabetes deben participar en 60 min / día o más de actividad aeróbica de intensidad moderada o vigorosa, con ejercicios de fortalecimiento muscular al menos 3 días / semana.

La mayoría de los adultos con DM1 (C) y Dm2 (B) deben comprometerse en 150 minutos o más de actividad física de intensidad moderada a vigorosa por semana, repartidas en al menos 3 días / semana, con no más de 2 días consecutivos sin actividad.

Duraciones más cortas (mínimo 75 min / semana) de intensidad vigorosa o entrenamiento a intervalos pueden ser suficientes para las personas jóvenes y más aptos físicamente.

Todos los adultos, y en particular las personas con dim2, deben disminuir la cantidad de tiempo invertido en el comportamiento sedentario diario.En Dm2 adultos la sedestación prolongada debe ser interrumpida cada 30 minutos para lograr beneficios de glucemia.

Entrenar la flexibilidad y el equilibrio se recomiendan 2-3 veces / semana para los adultos mayores con diabetes. El yoga y el taichi pueden incluir en base a las preferencias individuales para aumentar la flexibilidad, la fuerza muscular y el equilibrio.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus