27 de febrero, 2018 Salud comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Instituto Tomás Pascual Sanz (ITPS) celebró el undécimo aniversario de su fundación con una firme apuesta por la salud pública, la nutrición y los hábitos de vida saludables, mediante un acto realizado en el salón de actos del CSIC, el 26 de febrero en Madrid, en el que participaron como ponentes María Neira, directora del departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, y José Alfredo Martínez, catedrático de Nutrición de la Universidad de Navarra.

Tras las palabras de bienvenida, a los más de 380 asistentes al acto, de la vicepresidenta adjunta del CSIC, Mª Victoria Moreno Arribas, y la breve introducción de José Javier Castrodeza, secretario general de Sanidad y Consumo, que dio protagonismo a un consumidor cada vez más informado, más responsable y más exigente, el moderador del acto, Jorge Alcalde, director de la revista Quo, dio paso a la doctora Neira, quien, en su ponencia titulada “¿Qué determina nuestra salud?”, habló de la necesidad de promover la salud poblacional, que depende de factores urbanos, ambientales y energéticos, además de la alimentación y de la cohesión social.

La doctora considera imprescindible aplicar una planificación urbana saludable, un aspecto en el que los alcaldes pueden actuar “como pequeños ministros de Salud” en sus respectivas ciudades. Sobre todo, respecto a dos cuestiones: los factores de riesgo ambiental y la contaminación del aire. “Los riesgos ambientales producen un 25% de las causas de muerte y morbilidad, mientras que el 90% de la población mundial respira aire contaminado. Ambos factores provocan casi 20 millones de muertes al año en todo el mundo que podrían prevenirse. Asimismo, el acceso a energías limpias tendría un efecto inmediato para los dos mil millones de personas que aún cocinan a fuego abierto en todo el mundo”.

María Neira valoró la alimentación como fuente de salud, desde su producción sostenible hasta su uso racional, evitando el actual desaprovechamiento de una tercera parte de los alimentos que se producen. Destacó también la cohesión social, un rasgo distintivo de las ‘blue zones’, o aquellos lugares donde las personas son más longevas. Citó las cinco ciudades líderes en ese aspecto: Cerdeña (Italia), Nicoya (Costa Rica), Palo Alto (California, Estados Unidos), Okinawa (Japón) e Icaria (Grecia). “Es vital la cooperación como modo de prevención primaria, asegurándonos de que las causas de las enfermedades se corrigen”. Así, en el ámbito de la salud pública, manifestó su convicción de que “la clave para la salud está en la prevención”, concluyó.

Nutrición de precisión para combatir la obesidad

A continuación, Alfredo Martínez, catedrático de Nutrición de la Universidad de Navarra y presidente de la Unión Internacional de Ciencias de la Nutrición (IUNS), en su ponencia, titulada “Nutrición de precisión para comprender la obesidad”, puso especial hincapié en el factor genético como uno de los que más determinan nuestro metabolismo y, en consecuencia, nuestra salud.

En su opinión, “un estilo de vida que incluya una alimentación adecuada, junto a la práctica de actividad física, contribuye a prevenir el sobrepeso y la obesidad, uno de los principales problemas de salud en la actualidad debido a la falta de herramientas para su prevención y manejo”. En esta línea, desde el Instituto Tomás Pascual Sanz trabajan desde hace años en prevenir la obesidad mediante la divulgación y programas específicos de intervención, haciendo especial hincapié en la población infantil.

En los últimos años, “los avances científicos han contribuido a una mejor comprensión del papel de las variantes genéticas, las marcas epigénicas, la composición de la microbiota intestinal, así como del conjunto de productos del metabolismo o metaboloma en el desarrollo de la obesidad y complicaciones asociadas”. Grandes avances como la nutrición de precisión y el uso de intervenciones nutricionales basadas en determinados nutrientes y compuestos bioactivos de los alimentos están “permitiendo el diseño de estrategias innovadoras para la prevención, manejo y tratamiento de la obesidad y sus complicaciones”.

Además, el experto abordó los retos alimentarios del futuro y la creciente importancia que cobra una nutrición personalizada, de acuerdo a estilos de vida y condiciones ambientales, para una sociedad que persigue vivir más años y más sana.

Tras la intervención de Martínez, se dio paso a una mesa de debate, moderada por Jorge Alcalde, en la que se puso de manifiesto la importancia de ofrecer respuestas de nutrición individualizada que debe empezar por la educación y la información al consumidor.

Clausura

La clausura del acto corrió a cargo de Ricardo Martí Fluxá, presidente del ITPS, “la salud depende de una combinación de factores biológicos, ambientales, de estilo de vida y vinculados a la atención sanitaria. Cada vez más, todos ellos están interrelacionados gracias a los avances tecnológicos y al tratamiento de millones de datos. La tecnología ha permitido el estudio a gran escala de muchos genes, proteínas y metabolitos que están alentando el diseño de estrategias personalizadas para la prevención y tratamiento de enfermedades metabólicas”.

Martí Fluxá apoyó la teoría de Neira al afirmar que “la salud debe ser abordada de manera multisectorial. Requiere el compromiso de muy diversos sectores como el sistema sanitario, la industria alimentaria, la educación, el ámbito científico, etc.”. Para el presidente del ITPS, “solo de esta manera se logrará concienciar al ciudadano de todos los factores que influyen en su salud y en su calidad de vida”.

Entre las autoridades asistentes al acto estuvieron, entre otros, José Manuel Romay Beccaría, presidente del Consejo de Estado; José Javier Castrodeza, secretario general de Sanidad y Consumo, y Teresa Robledo, directora de la Agencia Española de Consumo, Alimentación y Nutrición (Aecosán).

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus