4 de octubre, 2018 Nutrición comentarios Bookmark and Share
< Volver

Pese a que los españoles son cada vez más conscientes de los ingredientes de los productos que consumen, especialmente en alimentación infantil, sigue habiendo una gran confusión a la hora de leer los etiquetados.

Todo ello es debido a un desconocimiento generalizado en materia de nutrición, asegura un estudio realizado por Danone Nutricia Early Life Nutrition. Alminatur es la marca de los cereales para bebés de Danone Nutricia Early Life Nutrition.

Por todo ello, ¿en qué nos debemos fijar a la hora de escoger los alimentos infantiles? Los cinco consejos a la hora de leer las etiquetas de los alimentos infantiles serían, pues, los siguientes:

  •  Fíjate en los nutrientes: opta por alimentos que contengan nutrientes de alta calidad como la fibra, hierro o vitaminas, así como por productos naturales.
  • Alto contenido en fibra: la fibra aporta grandes beneficios a la salud digestiva del bebé ya que evita el molesto estreñimiento, tan común en la primera etapa de la introducción de la alimentación complementaria.
  • Azúcar: es importante conocer el porcentaje de azúcar que contienen los alimentos, especialmente los destinados a los más pequeños. La OMS recomienda reducir la ingesta de azúcares libres para reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles.
  • Dextrinados, el azúcar camuflado: muchos envases de alimentos infantiles, especialmente cereales, incluyen la indicación de “sin azúcar” o “sin azúcares añadidos”. Sin embargo, en los ingredientes podemos encontrar cereales dextrinados o hidrolizados. Es decir, carbohidratos originalmente complejos o de cadena larga transformados en carbohidratos simples o de cadena corta, o lo que es lo mismo, azúcares. Para identificarlo, es conveniente fijarse en la tabla nutricional ya que, en caso de contener dextrinados, los valores de azúcar serán superiores a a aquellos que no los contengan.
  • El origen sí importa: especialmente en alimentos como los cereales. Además, a partir del 1 de abril de 2020, todos los alimentos deberán indicar su procedencia lo que permitirá identificar más fácilmente aquellos productos que incluyen potenciadores del sabor, espesantes o estabilizantes.
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus