por NutraSalud 2 de octubre, 2019 Nutrición comentarios Bookmark and Share
< Volver

Nestlé Nutrition Institute recoge las conclusiones de un estudio que demuestra que la fortifcación de la leche materna puede mejorar el sistema digestivo de los bebés prematuros. 

Rigo J, et al., en su estudio Comparative study of preterm infants fed new existing human milk fortifiers showed favourable markers of gastrointestinal status* muestra los resultados del análisis sobre cómo la leche materna fortificada afecta a la salud gastrointestinal de los bebes lactantes prematuros. 

En concreto, los investigadores trataron de evaluar el efecto de un nuevo fortificante proteico sobre varios biomarcadores de inflamación y maduración gastrointestinal gastrointestinal, como la elastasa 1-fecal, calprotectina fecal y antitripsina α-1. 

El estudio se llevó a cabo con 150 recién nacidos prematuros nacidos hasta la semana 32 o con un peso igual o inferior a los 1500 g, que se asignaron aleatoriamente al grupo que recibía el nuevo fortificante de proteínas para la leche materna o al grupo control con un fortificante multicomponente. 

No se observaron diferencias importantes entre los grupos respecto a los valores medios de cada parámetro, manteniéndose dentro de los márgenes normales observados en recién nacidos a término. Esto indica que la fortificación de la leche materna en cualquier de los dos casos está mejorando la maduración del sistema gastrointestinal, contribuyendo a su maduración y favoreciendo así el buen crecimiento y desarrollo del lactante. 

Acta Paediatr. 2019 Aug 22

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus