por NutraSalud 21 de noviembre, 2019 Salud comentarios Bookmark and Share
< Volver

El X Simposio Científico del Ciberobn reunió a más de un centenar de expertos para poner en común los principales avances en investigación, que permitan abrir nuevas vías terapéuticas, para combatir tanto la obesidad, como las comorbilidades asociadas. Entre ellos, se abordó la asociación de la capacidad olfativa con el síndrome metabólico, con la función cognitiva y con factores genéticos.

Estudios recientes han demostrado que la capacidad olfativa es uno de los principales factores que se asocian con mayor riesgo de enfermedades neurodegenerativas, así como con patrones de dieta menos saludables y más obesidad. Es por ello que el grupo de Dolores Corella ha desarrollado un nuevo biomarcador genómico de medida indirecta de la capacidad olfativa que permite agilizar el sistema actual de medición basado en test largos y tediosos, y realizar esta medición en personas a las que no se les puede realizar test de percepción de olor.

La primera mesa del Simposio se centró en el papel de la adipobiología en la encrucijada del estudio de la obesidad de mano de las investigadoras Jesús Moreno-Aliaga y Sonia Fernández-Veledo. Durante su intervención, Mª Jesús Moreno-Aliaga abordó los efectos metabólicos de mediadores lipídicos derivados de los ácidos grasos omega-3 en los tejidos adiposos y la sensibilidad a la insulina en la obesidad.

La intervención de Sonia Fernández-Veledo se centró en el succinato, un metabolito conocido por sus funciones energéticas en la mitocondria, pero que es capaz de actuar fuera de la célula como si fuese una hormona, que modifica el metabolismo energético y participa en los procesos inflamatorios.

“Los niveles de succinato en sangre antes de la cirugía bariátrica pueden determinar con precisión qué pacientes van a presentar una remisión de esta una vez intervenidos. Hemos obtenido un algoritmo de respuesta a la cirugía que mejora todos los existentes y aporta una herramienta sencilla y precisa para poder saber con fiabilidad quién se va a beneficiar más de la cirugía para controlar su diabetes”, confirma la investigadora.

Todo ello redundará en un mayor beneficio para la salud del paciente y una reducción de costes sanitarios mediante una medicina personalizada.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus