8 de abril, 2020 Salud comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Academia Española de Nutrición y Dietética y del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas se ha posicionado sobre la suplementación sistemática con vitamina D durante el distanciamiento social por la crisis sanitaria del COVID-19

Según estas entidades, no se recomienda la suplementación sistemática a toda la población, pero sí en ciertos grupos. Además, parece estar justificado realizar suplementación sistemática con vitamina D en niños de menos de 1 año de edad (recomendación idéntica sin confinamiento), pudiéndose optar a la suplementación materna posparto para bebés hasta los 6 meses de edad con lactancia materna exclusiva, o bien suplementación intermitente o diaria para bebés de hasta 12 meses de edad.

Por su parte, parece estar justificado suplementar de forma sistemática con vitamina D a las embarazadas y mujeres que dan pecho. Se recomienda a la población española, cuyas viviendas lo permitan, la exposición sensata al sol, como mínimo en cara-cuello y extremidades. La recomendación de “exposición sensata” variará en función de la región de España, del mes en que nos encontremos, y del tipo de piel, siendo especialmente de interés para la población infantil y en mayores de 65 años, añaden.

También apuntan las siguientes recomendaciones:

-En cuanto la curva epidémica lo permita, “incitamos a las autoridades a que valoren el establecimiento de medidas que permitan a la población el acceso a la exposición sensata al sol durante la práctica de actividad física, siendo especialmente de interés para la población infantil y en mayores de 65 años y siempre sopesando los riesgos y beneficios en la población de esta medida. Mientras tanto, la población debe seguir las recomendaciones que se han establecido de quedarse confinados en sus hogares”.

  • La población debería incrementar el consumo de alimentos que sean fuente natural de vitamina D, como el pescado, huevos y alimentos fortificados en dicha vitamina y de gran consumo entre la población, como los lácteos.
  • No parece estar justificada la suplementación sistemática con vitamina D para disminuir el riesgo de infección o para el tratamiento de COVID-19, con base en las pruebas indirectas disponibles.
  • Podría estar justificada la suplementación con vitamina D en los pacientes críticos con COVID-19 en los que se confirmen niveles séricos muy bajos de esta vitamina.
  • La asociación de niveles séricos bajos de vitamina D en pacientes críticos con COVID-19 debe interpretarse con cautela, pues toda la población en general tiene niveles bajos de esta vitamina, y especialmente las personas mayores, que son a su vez las más afectadas por COVID-19.
  • Se debería empezar a medir los niveles séricos de vitamina D en pacientes críticos con COVID-19 para evaluar si estos niveles se correlacionan con el riesgo de necesidad de ventilación y con la mortalidad, comparando siempre con otros pacientes críticos que tengan niveles adecuados.
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus