5 de enero, 2021 Salud comentarios Bookmark and Share
< Volver

El empleo de antibióticos durante los primeros meses de vida es necesario. Ha sido capital en la reducción de la mortalidad infantil. Sin embargo, es un factor que condiciona el posterior desarrollo de nuestra microbiota, y puede incrementar el riesgo de padecer diferentes enfermedades”, advierte Guillermo Álvarez Calatayud, presidente de la Sociedad Española de Microbiota, Probióticos y Prebióticos (SEMiPyP).

Más allá, en estudios con animales, se ha observado efectos metabólicos a medio-largo plazo, como el incremento del tejido adiposo, obesidad, resistencia a la insulina, diabetes tipo 2 y enfermedades hepáticas y se ha comprobado que algunos de estos efectos metabólicos se producen incluso cuando la disbiosis es corregida tras cesar el tratamiento antibiótico. “En el adulto, los antibióticos reducen la diversidad microbiana de manera temporal y podrían llegar a debilitar la eficacia del sistema inmunitario, también de modo transitorio. Sin embargo, se teme que, en la infancia, el uso de antibióticos antes de los 10 años pueda provocar unos efectos más persistentes sobre la microbiota”, explica Francisco Guarner, investigador del Vall d´Hebron Institut de Recerca y miembro del Instituto Danone.

Por esta razón, el Instituto Danone en colaboración con Danone Specialized Nutrition ha puesto en marcha el curso “Cuidando la microbiota desde el comienzo de la vida”. La formación, de carácter íntegramente online, está dirigida a pediatras, médicos de atención primaria y de cualquier otra especialidad, personal de enfermería, nutricionistas y farmacéuticos, entre otros. “Nos parece fundamental una formación continuada de los profesionales en este campo y este curso cuenta con los mejores expertos en el área del microbioma humano. El objetivo es repasar la documentación disponible sobre el impacto de la microbiota en la salud global del ser humano”, explica Manuel Blanco, director médico de Danone Specialized Nutrition. A través de los ocho capítulos de los que se compone este curso también se profundizará en la evidencia científica que respalda los beneficios para la salud del uso de los probióticos, prebióticos, simbióticos y postbióticos. La formación cuenta con el aval de la SEMIPYP y está pendiente de su acreditación por parte de la Comisión de Formación Continuada de las Profesiones Sanitarias del Sistema Nacional de Salud.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus