por NutraSalud 18 de octubre, 2018 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

Gregorio Varela, presidente de la Fundación Española de Nutrición y Catedrático de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad San Pablo-CEU, desveló en un reciente evento organizado por Fnac las claves que guiarán nuestra alimentación dentro de 25 años.

Como parte de la celebración de su 25 aniversario, Fnac acogió recientemente un evento en el que se trató el tema de las tendencias en alimentación para el próximo cuarto de siglo. El encargado de la ponencia fue Gregorio Varela, presidente de la Fundación Española de Nutrición y Catedrático de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad San Pablo-CEU.

Según declaró el experto, se prevé que en el futuro incrementemos la frecuencia de la ingesta de alimentos, que pasaría de las  más de 90.000 comidas (haciendo solo tres comidas al día) que se realizan actualmente, a las  110.000 - 120.000 comidas. "Por esta razón es importante saber lo que comemos. Es cierto que conocemos los componentes nutricionales de nuestra alimentación, pero no cómo estos actúan en nuestro cuerpo pues dependen de variables como la forma de cocinarlos. Es un campo aún por descubrir", apuntó Varela.

Predicciones de aquí a 2043

E experto en nutrición destacó las principales tendencias que "están más cerca de lo que creemos":

  • Respecto a la nutrición, pasaremos de recomendaciones genéricas a recomendaciones personalizadas; una suerte de nutrición de predicción en la que se adaptará la alimentación en función de nuestro perfil genético.
  • Será fundamental para el consumidor conocer la trazabilidad de los productos y alimentos que ingerimos. Si se ha producido de manera sostenible, el buen trato a los trabajadores, si ha existido maltrato animal durante el proceso de producción... y por su puesto un etiquetado transparente. Habrá una etiqueta trasera con toda la información y otra etiqueta delantera más sencilla de entender. De forma similar, el concepto de seguridad en los alimentos se orientará a una alimentación sin aditivos y a una producción de cercanía.
  • Defensa de la dieta mediterránea
  • Electrodométicos inteligentes en el hogar. En opinión de Varela, nuestros electrodomésticos adquirirán una nueva dimensión. Así, en no muchos años podremos ver frigoríficos inteligentes que nos proporcionen información acerca de la fecha de caducidad de los productos, nos avisen de si necesitamos más producto de origen vegetal, nos informen de los valores nutricionales que necesitamos según el momento del día, o incluso que lleguen a reponer los alimentos. De la misma manera, las encimeras se convertirán en pantallas táctiles que nos proporcionarán información nutricional, recetas, etc. y hornos que puedan envasar al vacío. "Vamos en pos de una profesionalización de la cocina. Más sostenible y eficiente, con placas solares", explica.

Recomendaciones de Gregorio Varela sobre cómo deberíamos alimentarnos

Alimentación Equilibrada
Lo ideal es que el 50% de nuestra dieta sean proteínas vegetales y el otro 50% restante proteínas animales; sin embargo, la realidad es que esta proporción se encuentra en un 60-70% de proteína animal y un 40-30% de proteína vegetal.


Alimentación Moderada

El 68% de la población adulta de España tiene obesidad y uno de cada tres niños presenta ese problema, entre otros factores por la falta de educación alimenticia. "Es preciso educar el sentido del gusto. Por norma, tan sólo comemos lo que nos gusta. El problema se deriva en que hoy los jóvenes no le dan al sabor la importancia que se merece. Se han perdido habilidades culinarias y prima lo visual frente al sabor".

Este desequilibro en nuestra alimentación está estrechamente relacionado con la falta de actividad física de nuestra sociedad. Si la obesidad es considerada la epidemia del SXXI, el sedentarismo debería contemplarse como su segunda epidemia. Por tanto, una buena educación en nutrición y actividad física será necesaria para tener una alimentación moderada.


Alimentación Compartida
Nutricionalmente es mucho más favorable comer en compañía, especialmente en las personas mayores.
Esta población mayor también será aquella que predomine en un futuro; pronto representarán el 40% de la población.

Por ello, la alimentación debe ir en pro de acondicionar los nuevos productos que surjan al gusto de la población anciana, tanto en texturas como en sabores (por ejemplo, conforme crecemos nos aficionamos cada vez más al dulce por el desgaste de las papilas gustativas).

Alimentación Sostenible

Deberemos retomar nuestra cultura alimenticia mediterránea. Además, será fundamental la reducción del consumo de carne. Actualmente consumimos 170 gramos diarios por persona de media, una cifra que supera las cantidades recomendables nutricionalmente.

Una cuestión que, más allá de sus valores nutricionales, también afecta a la sostenibilidad: pensemos en la diferencia entre el gasto de agua necesario para conseguir un kg de carne de ternera y el de un kg de vegetales, o en la emisión de CO2.

Por otro lado, también tendremos que tener muy presente la producción de desperdicios. Este año los se han reducido en un 1,5 - 1,7%, pero su número sigue siendo demasiado elevado. Es una de las asignaturas pendientes..

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus