por NutraSalud 1 de junio, 2018 Nutrición comentarios Bookmark and Share
< Volver

El informe ´La leche como vehículo de salud en situaciones fisiológicas especiales: mujer gestante´, presentado recientemente por la FEN, Finut y Sego, concluye que el consumo de lácteos convencionales mejora el estado nutricional de la mujer gestante y tiene también efectos beneficiosos sobre el crecimiento fetal.

Los lácteos "tienen un papel muy relevante en la dieta de las embarazadas", señala el Prof. Ángel Gil, autor del informe ´La leche como vehículo de salud en situaciones fisiológicas especiales: mujer gestante´. Según se desprende de este estudio, en el que se realiza una revisión de la evidencia científica disponible acerca de la alimentación y la nutrición en las mujeres gestantes, la leche "aporta proteína de alta calidad nutricional, calcio, vitamina D y vitaminas del grupo B, entre otros nutrientes. Su consumo no sólo mejora el estado nutricional de la mujer gestante, sino que también tiene efectos beneficiosos sobre el crecimiento fetal y el peso al nacer y sobre algunos marcadores de salud, tanto en las madres como en sus hijos”.

La utilización de suplementos nutricionales es la manera tradicional de tratar de asegurar la ingesta apropiada de algunos micronutrientes cuyos requerimientos son elevados en la mujer gestante. Esta revisión, además, pone de manifiesto que la leche puede ser un vehículo óptimo y más natural para desarrollar alimentos fortificados que ayuden a asegurar la ingesta de estos nutrientes claves, que tienen efectos beneficiosos sobre el crecimiento fetal y sobre la salud de la madre y del futuro bebé.

Los estudios con lácteos fortificados y enriquecidos muestran beneficios en la salud ósea de la madre y de su hijo, y parece que podrían tener también un impacto positivo en el desarrollo visual y cognitivo del niño.

"La leche, por sus características físico-químicas y por su facilidad y frecuencia de consumo, es un vehículo ideal para el enriquecimiento y la fortificación de la dieta con determinados nutrientes, como el calcio, la vitamina D o los ácidos grasos Omega-3", señalan los expertos.

Con todo ello, los autores concluyen que una alimentación apropiada es fundamental para el correcto desarrollo de la gestación y para la salud presente y futura de la madre y del bebé. Por ello, "es fundamental que la mujer embarazada esté bien informada sobre la dieta que más se adecúe a su estado ya que, además, dicha información le ayudará a desterrar muchos falsos mitos que existen sobre la alimentación durante el embarazo". 

Tal y como recoge el informe, la Dra. María Jesús Cancelo explica que “los suplementos nutricionales y los alimentos fortificados o enriquecidos, siempre bajo la supervisión de un profesional sanitario, pueden ser de utilidad para alcanzar las ingestas aumentadas de determinados nutrientes fundamentales para el desarrollo presente y futuro del niño, así como para el mantenimiento de la salud de la madre”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus