31 de agosto, 2018 Salud comentarios Bookmark and Share
< Volver

El estudio “SUNGES sobre Suplementación Nutricional durante la Gestación”, llevado a cabo por Laboratorios Ordesa revela que la gran mayoría de los médicos, un 95 %, aconseja a sus pacientes embarazadas suplementar su alimentación con complementos que ayuden a completar el aporte de nutrientes fundamentales en las diferentes etapas de la gestación.

En la investigación participaron 95 ginecólogos, ofreciendo información sobre 1.253 embarazos.

El primer trimestre de embarazo es el momento en el cual los especialistas dan más importancia a la suplementación. Sin embargo, el 90 % de los profesionales consultados consideran que los complementos alimenticios son útiles durante toda la gestación, e, incluso, extienden la indicación al periodo de periconcepción y durante la lactancia.

De acuerdo con los médicos, el ácido fólico es la vitamina que consideran más relevante y aconsejan empezar a tomarla antes del embarazo y durante los primeros tres meses. Esto se debe al rol que cumple este nutriente en el desarrollo del tubo neuronal del embrión, que se produce en las primeras semanas de gestación. De esta forma, la suplementación con ácido fólico en la preconcepción y durante el primer trimestre puede ayudar a prevenir malformaciones congénitas.

El hierro es el elemento que más ginecólogos han señalado como muy necesario para el segundo y tercer trimestre de gestación. El embarazo supone un requerimiento adicional de la ingesta diaria de hierro de 14 a 30 mg para poder cubrir tanto las necesidades de la madre como del feto, lo que hace fundamental que se aumente la cantidad de hierro que la paciente consume, ya que difícilmente logrará incorporar esa cantidad extra a través de la alimentación.

Asimismo, los expertos recomiendan el yodo entre los nutrientes más importante durante el embarazo por su papel fundamental para el buen funcionamiento de la glándula tiroides, además su deficiencia durante el embarazo puede llevar a que la madre sufra hipertensión y a que el feto tenga problemas en el desarrollo cerebral. La mayoría de los alimentos, a excepción de la sal yodada, contienen poco yodo por lo que muchas veces se indica el consumo de un suplemento alimenticio para incorporarlo en las cantidades adecuadas.

El estudio realizado por Laboratorios Ordesa también reflejó la opinión de las embarazadas sobre su complemento DonnaPlus Embarazo: seis de cada diez mujeres consultadas que participaron en el estudio dijeron que se encontraban muy satisfechas con la su utilización, y cuatro de cada diez bastante satisfechas.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus