31 de julio, 2019 Tendencias comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Unión Europa es el principal demandante de ingredientes naturales para desarrollar productos cosméticos, sobre todo de aceites y grasas vegetales, y alrededor del 45 % de las importaciones de aceites esenciales de la UE procede de países en desarrollo, especialmente el Caribe.

“En 2018, los países del Caribe (CARICOM) exportaron más de 32 millones en valor de aceites esenciales  a la UE, lo que supone un 8 % de todas las importaciones que realiza la región” señala Damie Sinanan, manager de competitividad y promoción de exportaciones de la Agencia para el Desarrollo de las Exportaciones del Caribe (Caribbean Export). “Año a año observamos cómo esta demanda aumenta, en gran medida por la mayor preocupación por la sostenibilidad y la ética de los consumidores europeos. En el último año las exportaciones de CARICOM a la UE han crecido un 3 3%”, añade. En el caso de España, en 2018 se importaron 7,9 millones de euros de aceites esenciales de países del Caribe, lo que supone un aumento del 81% respecto al año anterior.

En concreto, el aceite de ricino jamaicano (Jamaican Black Castor Oil, en inglés) y el aceite de coco son dos de sus ingredientes estrella. El primero se utiliza en productos hidratantes o humectantes pensados para pieles secas, además de para fortalecer y evitar la caída del cabello, cejas y pestañas. Por su parte, el aceite de coco se utiliza en productos de hidratación corporal, labial y capilar, así como exfoliantes, e incluso para prevenir la aparición prematura de arrugas y manchas, gracias a sus propiedades antibióticas y antimicrobianas que protegen de los rayos UV y de los radicales libres.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus