por Nutrasalud 19 de septiembre, 2019 Tendencias comentarios Bookmark and Share
< Volver

Valorizar la leche de dromedaria y sus derivados es el objetivo del proyecto Camelmilk, cuyos responsables destacan la alta calidad nutricional de este producto.

Los expertos del instituto IRTA, que participa en el proyecto Camelmilk de promoción de la leche de dromedaria y sus derivados lácteos, explican que se trata de una leche más digestible y con menos problemas alergénicos.

Irta se encarga de adaptar las tecnologías de procesado lácteo, cuyas pruebas realiza en su centro de  ubicada Monells (Girona). "La transformación de la leche de dromedaria en queso es más compleja que en el caso de las leches de vaca, oveja o cabra, dado que la leche de dromedaria tiene menos caseína y una composición más parecida a la leche materna humana, explica la coordinadora del proyecto Marta Garrón del IRTA.

Entre los resultados que se esperan alcanzar se encuentran el de lograr una producción estable de leche de dromedaria y de sus productos derivados (yogurt, queso, etc.), de alta calidad, saludables y seguros a nivel europeo.

En la ejecución de este proyecto que tiene una duración de tres años, intervienen 14 socios de un total de 7 países (Argelia, Alemania, Croacia, Francia, Italia, Turquía y España).

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus