por NutraSalud 24 de marzo, 2020 Salud comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los farmacéuticos de Madrid lamentan las declaraciones de Fernando Simón y exigen una rectificación al compararles con el personal de supermercados en la pandemia generada por el Covid-19 para no priorizar a las farmacias en el envío de material de protección.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid lamenta las declaraciones realizadas hoy por el director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, y exige una aclaración de forma que se valore de forma justa el papel que están desempeñando los farmacéuticos en esta crisis sanitaria.
 
En rueda de prensa, Fernando Simón se limitó a recordar la recomendación sanitaria de mantener la distancia como principal medida de seguridad, con el fin de minimizar el riesgo de transmisión del virus, durante su comparecencia diaria para informar sobre la evolución de la pandemia de COVID-19 que, de momento, ya se ha cobrado la vida de 2.182 personas y causado 33.089 contagios, además de generar una situación de emergencia sanitaria y social sin precedentes hasta la fecha en España.
 
Esta recomendación que, evidentemente suscribimos y que debería haberse también impuesto cuando la situación lo requirió, no es suficiente medida de protección para los profesionales que trabajan en las oficinas de farmacia, como establecimientos sanitarios obligados a abrir sus puertas al público por aplicación del Real Decreto de estado de alerta.

Farmacias, en condiciones de precariedad frente al coronavirus

Los farmacéuticos españoles, y los madrileños en particular, están trabajando en muchas ocasiones en unas condiciones de gran precariedad, poniendo en riesgo su salud y la de sus familias al no disponer de medidas de protección eficaces para enfrentarse a situaciones donde pacientes con síntomas más que evidentes de haber contraído la enfermedad entran en las farmacias en busca de consejo sanitario o asumen el riesgo de llevar la medicación a personas que viven solas y que son enfermos crónicos y dependientes que no pueden salir de casa.
 
De ningún modo se puede comparar, tal y como ha hecho Fernando Simón de forma totalmente desafortunada, la labor sanitaria que ejercen los farmacéuticos españoles a la hora de atender las necesidades de salud de la población con las que desempeñan otros profesionales, como pueden ser el personal de las cajas de los centros de alimentación y supermercados que, desde aquí, aprovechamos para reconocer y agradecer como se merece.
 
"Los farmacéuticos somos profesionales sanitarios, formamos parte del Sistema Nacional de Salud y prestamos un servicio básico a la población para garantizar el acceso de la población a la medicación. Sin ánimo de polemizar más sobre estas declaraciones, el Colegio quiere aprovechar la ocasión de nuevo para pedir a las autoridades sanitarias y políticas que no se olviden y cuenten con los farmacéuticos a la hora de distribuir mascarillas, guantes, protectores oculares, batas impermeables, entre otras medidas de protección, si no quieren ver cómo las oficinas de farmacia comienzan a cerrar los próximos días como consecuencia del coronavirus", apuntan desde el COFM.
 
"Los farmacéuticos madrileños asumimos, efectivamente, los riesgos inherentes a la profesión, pero eso no significa que tengamos que sacrificar nuestra salud ni tampoco la de nuestras familias, porque no dispongamos de medidas de protección por una falta de previsión total", advierten estas mismas fuentes.
 
Por último, lamentan profundamente que las autoridades sanitarias, que no los ciudadanos ni los medios de comunicación, "sigan sin valorar como se merece el papel que están jugando todos los profesionales en esta profunda crisis sanitaria y el compromiso que, sin duda, mantendrán para garantizar la prestación farmacéutica en las horas más bajas del Sistema Nacional de Salud".

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus