28 de mayo, 2020 Nutrición comentarios Bookmark and Share
< Volver

Para abordar la importancia de la nutrición de las personas mayores, la Fundación Edad&Vida reunió el 27 de mayo a diferentes actores del sector en el webinar “¿Cómo influye la alimentación en la salud de las personas mayores? Soluciones nutricionales en los nuevos cuidados de larga duración”.

Presentado por Joaquim Borrás, presidente de la Fundación Edad&Vida, y moderado por Laura Tuneu, especialista en Endocrinología de Quirónsalud, el webinar contó con una primera ponencia de Gregorio Varela, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo y presidente de la Fundación Española de la Nutrición. Durante su intervención, el Dr. Varela pusp de manifiesto la alta tasa de malnutrición en personas mayores, tanto por defecto como por exceso, y el riesgo que esto comporta para su sistema inmunológico:

Posteriormente se abrió un debate con Jaume Borrás, director general y director médico de Brudylab; Beatriz de Diego, coordinadora del Servicio de Nutrición y Dietética de Compass Group; Genoveva Fernández, dietista-nutricionista de Sodexo, y Juan Mañas, Health Care Social Manager de Campofrío Health Care.

Según Jaume Borrás: “la pregunta es si se puede mejorar la protección de las personas mayores a través de la nutrición. Y la respuesta es que sí. Que debemos garantizar una dieta completa y suficiente, con el aporte diario de nutrientes y micronutrientes, y complementarla con suplementos alimenticios. En muchas ocasiones las personas mayores necesitan suplementación para reducir el riesgo de contagio o para mitigar su cuadro clínico”.

Por su lado, Beatriz de Diego puso el acento en los factores que aumentan el riesgo de malnutrición, entre ellos, la pérdida de la capacidad de masticar, y la importancia de dotar de textura y sabor los alimentos triturados: “Debemos plantear todos los menús con el objetivo de mejorar el aporte nutricional y, a la vez, adaptarlos para que no pierdan su textura, su gusto, su olor… el aspecto emocional de la comida también es muy importante”.

En la misma línea, Genoveva Fernández subrayó que “cuando llegue el momento debemos hacer de las comidas en las residencias o en los hospitales un momento placentero. Debemos estimular todos los sentidos, para crear toda una experiencia a la hora de la comida. Hicimos un estudio antes de la pandemia en esta línea con resultados positivos, que relacionaban un buen estado emocional con la disminución del riesgo de desnutrición”.

Para acabar, Juan Mañas quiso destacar la necesidad de replantear el sistema de financiación “con unos precios adaptados que garanticen la calidad en los productos y unos sistemas de control que velen por ello. Se debería fijar un precio mínimo realista que garantice la calidad de los productos y el aporte de nutrientes necesarios para los diferentes perfiles de las personas atendidas”.

Finalmente, los participantes resaltaron la necesidad de elaborar un documento de consenso sobre las necesidades nutricionales en residencias y hospitales, junto a sus gastos asociados. A la vez, se remarcó la seguridad alimentaria de la que goza el sector asistencial, tanto a nivel de aportación nutricional como de prevención de infecciones.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus