19 de junio, 2020 Nutrición comentarios Bookmark and Share
< Volver

Para analizar la relación existente entre las enfermedades cardiovasculares y el mayor riesgo de mortalidad en pacientes con COVID-19, así como del papel del farmacéutico como agente de salud más accesible y cercano, Kern Pharma organizó el tour virtual “Oxicol on the road”.

Realizado en colaboración con los principales mayoristas farmacéuticos nacionales, el objetivo no era otro que el de informar a los profesionales de la farmacia acerca de la importancia de controlar los principales factores de riesgo cardiovascular, como el colesterol elevado, durante la pandemia, sobre todo el colesterol y los triglicéridos elevados, e insistir en el rol del farmacéutico en el manejo de estos pacientes. Durante la charla también se ha hablado de cómo los complementos alimenticios son una opción en pacientes con cifras de colesterol que empiezan a aumentar pero que aún no requieren terapia farmacológica.

Según José Antonio García Donaire, presidente de la Sociedad Española de Hipertensión Arterial – Liga Española para Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), señaló durante la charla que “el colesterol elevado debe tratarse siempre y es una de las patologías menos complicadas de controlar”. Sin embargo, insistió en que “la mayoría de los pacientes son reticentes a seguir la terapia farmacológica, con lo que el control del colesterol elevado en España es insuficiente. Por eso, debemos fomentar una cultura sanitaria y aquí es donde el papel del médico y, sobre todo, del farmacéutico es clave por su proximidad”.

Los complementos alimenticios pueden ser en este sentido especialmente útiles. En prevención primaria (pacientes sin enfermedad cardiovascular), “puede ser suficiente para alcanzar los objetivos de colesterol marcados, junto con la adopción de hábitos de vida saludables. Tienen un menor perfil de efectos secundarios que un tratamiento farmacológico. Podemos empezar con ellos y luego, en función de la evolución del paciente, seguir administrándolos o valorar la necesidad de prescribir otro tratamiento”, aseguró.

Los complementos alimenticios también son especialmente útiles en pacientes que no quieren tomar medicación y que prefieren productos naturales; que tienen el colesterol alto, pero que no toleran las estatinas u otros tratamientos, o que no consiguen los objetivos de control con el tratamiento farmacológico habitual. “Pero siempre deben tomarse contando con el consejo profesional del médico o del farmacéutico”, afirmó.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus