Empresas Premium

por NutraSalud 20 de mayo, 2021 Salud comentarios Bookmark and Share
< Volver

Un nuevo estudio señala que la vitamina D tiene el potencial de proteger contra el SARS-CoV-2. Las personas
con niveles circulantes bajos del nutriente tenían una tasa de infección un 54% más alta que aquellas
personas con cantidades adecuadas de la vitamina D.

A pesar de las buenas cifras registradas en las últimas semanas, todavía no hay una amplia disponibilidad para cubrir a toda la sociedad con la vacuna para Covid-19, lo que significa que vale la pena considerar otras alternativas. Uno que merece más atención es la vitamina D. Un número cada vez mayor de estudios apunta a que este nutriente tiene el potencial de reducir el riesgo de contraer el SARS-CoV-2, uno de los tipos de coronavirus que causa el Covid-19.

En un nuevo gran estudio de población publicado en PLoS One (septiembre de 2020), científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston en Massachusetts, EE. UU., presentaron datos de 191.779 personas de los Estados Unidos. Los 50 estados estuvieron representados. Al comparar los resultados de la prueba del SARS-CoV-2 con las mediciones de vitamina D en sangre en toda lapoblación, los científicos encontraron que entre las personas con los niveles más bajos en la sangre (por debajo de 20 ng / ml), el riesgo de dar positivo por el virus fue 54% más alto que entre los participantes que tenían niveles en sangre de alrededor de 30-34 ng / mL. Los autores escriben que esta observación no es sorprendente, considerando la relación ya bien conocida entre el riesgo de patógenos virales, incluido el virus de la influenza, y el estado de vitamina D.

Vitamina D, fuente de prevención económica ante el virus

Con base en sus hallazgos, los científiicos concluyen que existe una fuerte relación inversa entre los niveles
circulantes de vitamina D en la sangre y la positividad del SARS-CoV-2 y fomentan una mayor investigación del potencial de este micronutriente esencial. Si resulta que de hecho existe una relación causal, la complementación con vitamina D podría presentar un método económico y fácilmente disponible para prevenir infecciones, especialmente entre aquellos con deficiencia de vitamina D.

Entre el sistema inmunológico y el virus, la vitamina D tiene varias funciones. El nutriente apoya el sistema inmunológico y lo ayuda a combatir los patógenos, lo cual es importante para combatir la amenaza potencial de una infección. Lo que es más, sin embargo, es que la vitamina D también ayuda a regular la reacción inmunológica, evitando así la tormenta de citoquinas que se ha visto que resulta en hiperinflamación. Es este fenómeno el que causa la reacción exagerada potencialmente fatal, que ataca el tejido pulmonar sano y puede tener un impacto devastador.

Fuente:
SARS-CoV-2 positivity rates associated with circulating 25-hydroxyvitamin D levels PLoS One (online), September 2020

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus