Empresas Premium

por NutraSalud 17 de noviembre, 2021 Nutrición comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los expertos en nutrición y alimentación de Laboratorios Ordesa han dado sus claves para una mejor longevidad en la mesa redonda "El envejecimiento poblacional desde la óptica interdisciplinar" llevada a cabo en el marco de unas jornadas organizadas por la Universidad de Barcelona (UB) y la Fundación Mutualidad Abogacía.

Se calcula que en 2050 las personas mayores de 65 años supondrán un 30% de la población española. Para prevenir la malnutrición en la sociedad del presente y el futuro y lograr un envejecimiento activo y saludable, Raquel de la Iglesia, farmacéutica y tecnóloga de alimentos del área de Enteral Nutrition de Laboratorios Ordesa, ha recomendado, durante su intervención en la mesa redonda, fomentar unos buenos hábitos nutricionales. Éstos deben estar basados “en una alimentación completa y equilibrada, que asegure una ingesta suficiente de proteínas especialmente las de alto valor biológico, junto con lípidos cardiosaludables como los omega-3, hidratos de carbono de absorción lenta, fibra a poder ser soluble, vitaminas y minerales destacando las vitaminas D, B6, A, E y C y el calcio, selenio, zinc y magnesio, sin olvidar una correcta hidratación. Unas pautas que ayudarán a prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas y al mantenimiento de la salud”. 

Las proteínas, clave para mantener la masa muscular

Los adultos mayores registran mayores requerimientos de proteínas que los adultos jóvenes para asegurar el correcto estado de su salud, mejorar las tasas de recuperación y mantener la funcionalidad. Una ingesta insuficiente de este nutriente puede dar lugar a una pérdida de masa muscular, alteraciones en la función inmune y la mala cicatrización de las heridas. 

El envejecimiento también puede favorecer el inflammaging, un término generado por la combinación de inflamación y ageing (envejecimiento, en inglés), es decir, el proceso de inflamación debido a la exposición a antígenos y al estrés durante un largo período de tiempo, que provoca un aumento de la demanada nutricional en el adulto mayor. Con el paso de los años aumenta la respuesta inflamatoria, lo que puede favorecer la aparición de enfermedades agudas.

Asimismo, la respuesta de nuestras defensas frente a los patógenos y agresiones externas no es la misma pues con la edad aparece la inmunosenecencia, un deterioro de nuestro de sistema inmunológico asociado al envejecimiento.

Además de la nutrición, conviene prestar atención a la influencia de otros factores psicológicos, cognitivos, sociales y funcionales que pueden contribuir a aumentar la fragilidad en las personas mayores. En España se calcula que la fragilidad tiene una prevalencia de un 21% en las personas mayores de 65 años frente a un 14% como máximo de otros países europeos.

De la Iglesia recomienda también realizar ejercicios diarios que favorezcan el mantenimiento de la resistencia muscular complementados por una ingesta proteica diaria adecuada, que puede requerir de una suplementación extra para garantizar el aporte necesario según las características individuales de la persona. 

Estudio sobre definciencias nutricionales en el envejecimiento

FontActiv, la marca de suplementos nutricionales para adultos y mayores de Laboratorios Ordesa, colabora con el equipo de investigación Riskcenter de la Universidad de Barcelona (UB) en un estudio que tiene como objetivo conocer las necesidades nutricionales de las personas de edad avanzada, su cuidado, así como el análisis de los aspectos sociales y económicos que puedan influir en su dieta y en lograr un envejecimiento activo y saludable.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha declarado 2020-2030 como la Década del Envejecimiento Saludable con el objetivo de impulsar acciones para mejorar la vida de las personas mayores, sus familias y las comunidades en las que viven mediante la promoción del concepto healthy ageing en la sociedad. 

 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus