por NutraSalud 5 de enero, 2018 Opinión comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Dra. Elsa Genové, CEO de Vanir, nos da algunas claves sobre cómo lograr una fuente de colágeno a través de alimentos y complementos.

El colágeno es ampliamente conocido por sus múltiples beneficios sobre la piel, ya que es una barrera protectora que la mantiene alejada de sustancias tóxicas y agentes externos contaminantes que puedan dañarla. Además, minimiza los efectos de los radicales libres, que son responsables del envejecimiento.

Esta molécula proteica es el componente más abundante no solo de la piel, sino también de los huesos, con lo que es muy importante evitar su déficit si queremos garantizar el buen funcionamiento del organismo.

Aunque por motivos estéticos, hay infinidad de cosméticos y productos para la piel ricos en colágeno, hay que tener en cuenta que la absorción a través de ella no es suficiente. De hecho, el colágeno que absorbemos se metaboliza en pequeñas moléculas que, posteriormente, se utilizarán para generarlo de nuevo vía endógena. Para hacerlo posible, necesitamos un aporte constante de nutrientes, y la alimentación es la mejor manera de obtenerlos.

Nutrientes como la vitamina E, el cobre, o el silicio se relacionan con el colágeno y sus efectos, especialmente en la piel. Asimismo, los nutrientes y alimentos que más favorecen la producción de colágeno son: 

  • Alimentos ricos en prolina y lisina. Ambos son aminoácidos -en cadena forman proteínas- con una función primordial en la producción de colágeno. Son muy ricos en grupos de alimentos como las legumbres- lentejas, frijoles-, los cereales- centeno y quinoa- y las verduras- espinacas, espárragos, nabos, zanahorias, remolacha y calabaza-. También hay que tener en cuenta otros  alimentos ricos en proteínas, como la carne, los huevos, o el pescado, que nos aportarán aminoácidos esenciales para la producción del colágeno.
  • Prioridad a la Vitamina C. Especialmente porque interviene en el metabolismo del colágeno, potenciando la posterior síntesis de procolágeno e hidrolizando los residuos de prolina y lisina.Los alimentos más ricos en vitamina C son el pimiento, el brécol, la col de bruselas, la fresa, la naranja, el kiwi, o el limón.

Complementos de colágeno

"En nuestro caso, el complemento Vanir Flex, garantiza la obtención de suficientes nutrientes para producir el colágeno que necesitamos. Vanir Flex contiene colágeno hidrolizado y, además, otras sustancias que contribuyen al buen funcionamiento de las articulaciones, como glucosamina, condroitín sulfato, ácido hialurónico, y magnesio, convirtiéndolo en un complemento ideal para la prevención de las lesiones y el tratamiento del dolor en articulaciones", apunta la doctora Elisa Genové.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus