por Yummeat 30 de abril, 2018 Opinión comentarios Bookmark and Share
< Volver

En ocasiones especiales, en familia o con amigos, o en actividades de ocio, siempre suelen estar presentes los dulces como excusa para celebrar cualquier momento importante o de relax. Y gracias a la preocupación constante de preguntarnos si sabemos lo que comemos, existe una nueva demanda por parte de los consumidores, ya no solo por una alimentación más sana, sino también por una información más clara sobre los ingredientes, además de estudios que sacan a la luz que productos catalogados como light quizás no nos ayuden mucho. Desde Yummeat,  empresa pionera en nuestro país que comercializa golosinas 0 %, explican esta tendencia que cada vez tiene más seguidores.

Comemos golosinas en el cine o dando un paseo. Las consumimos en los momentos de relax y en los de ocio compartido, como sinónimo de dulce cuya ingesta hay que cuantificar debido a sus grandes cantidades de sustancias perjudiciales para nuestro organismo y nuestra salud. Además, también las cuantificamos para los niños, sobre todo por el tema de las caries, y para que no se acostumbren a tomar caprichos azucarados todos los días. Pero, actualmente, existen otras opciones más saludables para no arrepentirse si caemos en la tentación.

Primero de todo, hay que saber que algunas opciones como light, zero y demás "sin calorías" podrían tener otra consideración por nuestra parte, si atendemos a un nuevo estudio que valora que las bebidas con esa etiqueta podrían contribuir a la diabetes y a la obesidad. Dichos resultados fueron presentados este mismo mes de abril en la conferencia anual de Biología Experimental en San Diego, California.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir la ingesta de los azúcares añadidos a un máximo de 25 gramos al día. Precisamente este tipo son los que tenemos que evitar, a diferencia de los azúcares naturales que son los propios que ya contienen los alimentos, según explican los expertos. Por otro lado, también hay que tener en cuenta ciertas intolerancias, como el gluten o la lactosa, sustancias a las que se tienen que adaptar los fabricantes para cubrir las necesidades e irse adaptando a todos los consumidores.

Juan Perteguer cofundador de Yummeat, empresa pionera en nuestro país en ofrecer golosinas 0%, explica de dónde surgió la idea: “Nos pusimos en el lugar del consumidor, porque nosotros también lo somos, y quisimos ofrecer un dulce de alta calidad. Por ello, nuestros dulces están hechos con maltitol, un edulcorante que sustituye el azúcar y mantiene el sabor sin sumar calorías ni provocar caries. Con Yummeat se puede disfrutar sin remordimientos con los más pequeños de la casa o en cualquier plan que hagamos con los amigos.”

Seducir por el sabor

Para que un producto como una golosina llame la atención al público tiene que enganchar, y las hay de tantos sabores, formas y colores que es casi imposible que no capten nuestra atención en los bonitos estantes en los que siempre se exponen en las tiendas.

El hecho de que nos guste comerlas a deshoras y como picoteo no ayuda demasiado a que logremos mantener una dieta equilibrada y evitemos problemas cardiovasculares. Pero los gustos de los compradores han cambiado, y cada vez se atiende y se cuida más la alimentación para que no nos juegue malas pasadas en el futuro. En paralelo, las marcas apuestan por sanear sus productos, a la vez que su imagen, ya que un producto atractivo primero nos llega por su diseño de presentación y, después, por su sabor.

“Actualmente”, continúa Perteguer, “son muchas las marcas que compiten por ofrecer productos más sanos. Normalmente, eliminan un componente, pero dejan otros igual de perjudiciales, y no se dan cuenta de que los clientes exigimos alimentos con la mayor claridad posible de ingredientes. En definitiva, no queremos que nos engañen”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus