por NutraSalud 26 de noviembre, 2018 Salud comentarios Bookmark and Share
< Volver

3 de cada 4 enfermos crónicos no reciben asistencia nutricional en la Sanidad Pública según una encuesta realizada por el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunitat Valenciana (CODiNuCoVa), en la que se hacen evidentes las necesidades de de las personas con diabetes, fibromialgia, celiaquía e hipertensión.

El Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunitat Valenciana ha presentado los resultados de encuesta "Alimentando la Salud", con el que la agrupación busca "conocer las necesidades, desde el punto de vista de la atención y el asesoramiento nutricional, de pacientes con diabetes, fibromialgia, celiaquía e hipertensión".

Según los datos recopilados, más de un 70% de estos enfermos crónicos asegura no haber recibido atención ni tratamiento adaptado a sus necesidades desde que le diagnosticaron la enfermedad, ni dispone de un plan nutricional personalizado.

"Casi un 60% ha señalado la alimentación como un aspecto clave en el contexto y tratamiento de su enfermedad, pero les es difícil encontrar un profesional sanitario especializado en los circuitos de Salud Pública",  asegura Paula Crespo, presidenta del CODiNuCoVa.

Menos de diez dietistas-nutricionistas en Salud Pública valenciana

Con su estudio, la agrupación también pone sobre la mesa el problema del  la escasez de dietistas-nutricionistas en este ámbito.En este sentido, tres de cada cuatro encuestados afirma no haber recibido asistencia nutricional por parte del sistema sanitario público valenciano. De los que sí que fueron atendidos, sólo un 16,7% ha contado con el asesoramiento de un dietista-nutricionista.

"Los datos revelan que los pacientes han sido atendidos por médicos de Atención Primaria, especialistas, enfermeros, incluso farmacéuticos dentro de la Sanidad Pública, pero no por los profesionales sanitarios que tienen competencias en este ámbito, es decir, dietistas-nutricionistas. Esto ha provocado que la práctica totalidad de los encuestados consideren que los profesionales que les trataron no tenían capacitación adecuada para atenderles", explica Luis Cabañas, secretario del CODiNuCoVa.

En contraposición, sólo un 36,5% de los pacientes han acudido a un dietista-nutricionista privado desde que se les diagnosticó la enfermedad.

Según explica Cabañas, la ausencia de un plan nutricional afecta de forma diferente a cada patología. "En el caso de la celiaquía, sin la educación alimentaria adecuada los enfermos pueden tener más riesgo de consumir gluten imperceptible en los alimentos, que empeoraría la enfermedad. Sin control ni educación para la salud, pacientes con diabetes mellitus tipo 2 o hipertensión arterial no mejoran su alimentación, que es causa directa de la propia enfermedad. Si hablamos de fibromialgia, el asesoramiento nutricional individualizado tiene un impacto positivo en la calidad de vida del paciente".

Renococer el papel de los dietistas-nutricionistas

Con el propósito de dar a conocer al dietista-nutricionista y afianzar su papel como profesional sanitario dentro de los circuitos de salud, el CODiNuCoVa ha lanzado #Construimossalud, una campaña de información en torno a la figura del profesional.

La campaña presenta a dietistas-nutricionistas en sus distintos ámbitos de actuación, como atención Clínica, Hospitalaria, Investigación, Restauración Colectiva, Salud Pública, Nutrición Deportiva y Docencia.

"Pretendemos visibilizar a nuestro colectivo y luchar contra el grave problema del intrusismo que desprestigia nuestra imagen como profesional y compromete la salud de muchos enfermos”, comenta Paula Crespo, quien se ha reunido recientemente con la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo y el resto de los consejos de Colegios Profesionales sanitarios para la presentación del Plan de Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus