por NutraSalud 16 de octubre, 2019 Nutrición comentarios Bookmark and Share
< Volver

La relación entre obesidad, metabolismo y cáncer es uno de los temas más novedosos del 60 Congreso Nacional de la SEEN, que se celebra esta semana en Bilbao.

 

El 60 Congreso Nacional de la SEEN se celebra esta semana en Bilbao con la asistencia de más de 1.200 expertos nacionales e internacionales. La presidenta del Comité Local de la reunión, la Dra. Gaztambide, destaca que esta cita científica “es una oportunidad para intercambiar conocimientos y opiniones sobre la situación de la Endocrinología, las alteraciones metabólicas y la nutrición. Se han recibido más de 350 comunicaciones y el programa científico incluye cuatro conferencias magistrales, 16 mesas redondas, 11 encuentros con el experto, 11 sesiones de comunicaciones orales y cuatro de exposición oral de pósteres, entre otras actividades”.  

A pesar del alto grado de complejidad de las enfermedades endocrinas y de la nutrición, en la actualidad se están produciendo importantes progresos que beneficiarán a los pacientes y a la sociedad en general. Durante el congreso se abordará una actualización sobre las nuevas tecnologías para el control de la diabetes mellitus; la puesta al día del papel del endocrino en el estudio de la fertilidad; la importancia de la terapia nutricional en el abordaje de diversas enfermedades; el estudio de los tumores hipofisarios; el tratamiento de las enfermedades tiroideas; o las novedades sobre problemas del metabolismo óseo.

Obesidad y cáncer, una amistad peligrosa

La relación entre obesidad, metabolismo y cáncer, el potencial de la proteína tumoral p53 para destruir las células cancerosas y las posibilidades terapéuticas farmacológicas y quirúrgicas (cirugía bariátrica) para reducir la incidencia de cáncer en las personas obesas son algunos de los temas más novedosos que se tratarán.

La evidencia científica disponible revela que existe relación entre la manera en que cambia el peso durante toda la vida y las probabilidades de padecer cáncer. Según el Dr. Francisco Botella, vocal del Área Asistencial y de Comunicación de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), “algunos estudios han demostrado que factores como el alto peso al nacer, el aumento de peso durante la edad adulta y la pérdida y recuperación de peso de forma repetida pueden afectar al riesgo de sufrir cáncer. Estas investigaciones sugieren que mantener un peso saludable está asociado con un menor peligro de enfermedad oncológica y de recaídas en los supervivientes”.

Además, desde el punto de vista epidemiológico, la obesidad está vinculada con una mayor incidencia de ciertos tipos de cáncer, principalmente de mama, colon, útero, cabeza y cuello, y próstata. En base a las investigaciones, el Dr. Botella detalla que algunos de los motivos que explican esta correlación son “el aumento de los niveles de insulina y del factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-1), que puede contribuir a que se produzcan algunos tipos de cáncer; la inflamación crónica de nivel bajo, frecuente en personas con obesidad y relacionada con un aumento del riesgo de cáncer; las cantidades más elevadas de estrógenos producidas por el tejido graso, que pueden desencadenar el crecimiento de algunos tipos de cáncer, como el de mama o de endometrio; y las células grasas, que pueden afectar los procesos que regulan el crecimiento de las células cancerosas”.

Bilbao entra en la Alianza de Ciudades contra la Obesidad

Un estudio en población adulta publicado en 2016 sitúa la prevalencia de obesidad en el País Vasco en el 19,3%, por debajo de la media nacional (28%) y muy alejada de Andalucía (37%). “Los factores que, probablemente, incidan sobre esta diferencia son la alimentación, el ejercicio y la concienciación social”, afirma la Dra. Sonia Gaztambide, presidenta del Comité Local.

En esta línea, y en el marco del 60 Congreso SEEN, el Ayuntamiento de Bilbao y la sociedad científica han firmado un acuerdo esta misma mañana por el que la capital vizcaína entra a formar parte de la Alianza de Ciudades contra la Obesidad y se compromete a desarrollar iniciativas urbanas que promuevan una alimentación saludable y una actividad física regular para reducir la tasa de obesidad y las enfermedades asociadas, como la diabetes mellitus tipo 2 o la hipertensión arterial.

“Bilbao se une así a Granada, Valencia y Madrid, que ya formaban parte de la alianza. Todas estas ciudades han aceptado la responsabilidad de contar con recursos informativos, educativos y materiales que permitan estimular los hábitos de alimentación y vida saludables de sus habitantes. Por su parte, la SEEN pone a su disposición el apoyo institucional y el soporte científico”, comenta la Dra. Irene Bretón, presidenta de la SEEN.

La presidenta de la sociedad científica señala que algunas de las medidas que pueden poner en marcha las localidades adscritas a la iniciativa son la habilitación de espacios que faciliten la práctica de actividad física y la organización de sesiones informativas relacionadas con la importancia de la alimentación saludable, la práctica de ejercicio y el impacto de otros factores como la falta de sueño o el estrés. “La obesidad conlleva una disminución de la calidad y de la esperanza de vida, unida a un gasto sanitario insostenible. Se trata de la segunda causa prevenible de mortalidad tras el hábito tabáquico y su incidencia en la edad pediátrica está aumentando de forma considerable, tendiendo a perpetuarse en la adolescencia y en la vida adulta”, recuerda la Dra. Bretón.

Sobre la SEEN

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) es una sociedad científica compuesta por Endocrinólogos, Bioquímicos, Biólogos y otros especialistas que trabajan en el campo de la Endocrinología, Nutrición y Metabolismo, para profundizar en su conocimiento y difundirlo.

En la actualidad, la SEEN está formada por 1.700 miembros, todos ellos implicados en el estudio de las hormonas, el metabolismo y la nutrición. Está reconocida como una Sociedad Científica de referencia en estas áreas temáticas entre cuyos objetivos se encuentra la generación de nuevos conocimientos y su traslado a la atención clínica que conlleve mejoras en el diagnóstico y el tratamiento de aquellos pacientes con enfermedades endocrinológicas y/o nutricionales.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus