21 de enero, 2020 Salud comentarios Bookmark and Share
< Volver

Sociedades científicas, expertos en salud pública y nutrición y organizaciones de consumidores reclaman que el etiquetado Nutri-Score sea de obligada implementación por su importancia y potencial como herramienta transversal de salud pública.

El 21 de enero ha tenido lugar una jornada, en el campus Chamartín del Instituto de Salud Carlos III, impulsada por la Sociedad Científica Española de Dietética y Nutrición (SEDYN) y el Centro Catalán de la Nutrición del Instituto de Estudios Catalanes (CCNIEC), y coorganizada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) y el Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN), para hablar de la importancia del etiquetado Nutri- Score.

¿QUÉ ES NUTRI-SCORE?

Nutri-Score es un logotipo basado en un código de letras y colores que se ubica en la parte frontal de los envases y tiene una doble vocación: 

  • Informar al consumidor sobre la calidad nutricional global de los alimentos, permitiendo comparar productos y orientar sus decisiones de compra hacia aquellos de mejor calidad nutricional.
  • Incitar a la industria a mejorar la calidad nutricional de los alimentos que fabrican ofreciéndoles la oportunidad de valorizar sus esfuerzos en términos de reformulación.

Cada producto se posiciona en una escala de 5 colores (niveles) que va desde el producto más favorable desde el plano nutricional (clasificado A-color verde) hasta el menos favorable (clasificado E-color rojo). La puntuación se calcula a través de un algoritmo basado en dos aspectos diferentes: el contenido en nutrientes y alimentos a favorecer (fibras, proteínas, frutas y verduras, leguminosas, frutos secos de cáscara y aceites de oliva, colza y nuez), por un lado, y el de las calorías y los nutrientes a limitar (ácidos grasos saturados, azucares, sal), por otro.

Nutri-Score se basa en el análisis de 100 g o 100 ml de alimento por lo que permite una comparación objetiva de los mismos. Este etiquetado permite comparar productos de la misma categoría o comparar alimentos de diferentes categorías (por ejemplo, los alimentos consumidos en el desayuno: cereales de desayuno, pan de molde, galletas, bizcochos, bollería), o incluso comparar un mismo alimento de diferentes marcas. Las investigaciones muestran que Nutri-Score es el sistema más eficaz para ayudar a los consumidores a orientar sus decisiones de compra hacia alimentos más saludables.

Nutri-Score dispone de un sólido historial científico, con más de 40 publicaciones en revistas científicas internacionales. Estas investigaciones han permitido validar el algoritmo que subyace al cálculo de Nutri-Score (en particular su relación con el riesgo o la protección frente a enfermedades crónicas como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares o la obesidad) y también demostrar su eficacia en los comportamientos de compra de los consumidores y su superioridad con respecto a otros etiquetados existentes. Además, estos trabajos científicos han demostrado la gran eficacia de Nutri-Score en las poblaciones más vulnerables (bajos niveles socioeconómicos o conocimientos en nutrición, enfermos, jóvenes).

Nutri-Score estimula también a la industria a mejorar sus recetas ya que, para obtener una mejor puntuación, los fabricantes deben mejorar la calidad nutricional de sus productos. Desde la aplicación de Nutri-Score, más de 250 empresas del sector agroalimentario y de la distribución se han comprometido ya a poner este etiquetado en sus productos en Francia. Diferentes marcas se han comprometido también en otros países europeos y en España, entre ellas Eroski, Caprabo y Danone, entre otras.

Promover una mejor alimentación en España y en el resto de Europa es la lucha de los profesionales de la salud, los expertos en Salud Pública y las asociaciones de consumidores que apoyan la instauración de Nutri-Score y la petición para hacerlo obligatorio en toda Europa (www.pronutriscore.org). Su objetivo es pedir a la Comisión Europea que imponga la inclusión del etiquetado Nutri-Score en los productos alimentarios para garantizar una información nutricional de calidad y proteger la salud de los consumidores europeos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus