23 de julio, 2021 Salud comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Alzheimer sigue sin tener cura. A pesar de ello, la evidencia científica apunta cada vez con más consistencia que lo que es bueno para el corazón también lo es para un cerebro sano. Es decir, llevar una vida saludable, evitando el sedentarismo y controlando los factores de riesgo cardiovascular, puede reducir el riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Así lo demuestran algunos de los estudios más recientes del Barcelona βeta Brain Research Center (BBRC), el centro de investigación de la Fundación Pasqual Maragall, que constatan el vínculo entre el consumo de ciertos alimentos, como el pescado azul, y una mayor resiliencia cerebral, o la precoz asociación entre un aumento del riesgo cardiovascular y los cambios negativos en el metabolismo cerebral.

Por todo ello, con motivo del Día Mundial del Cerebro, que se celebra el 22 de julio, la Fundación Pasqual Maragall quiere reivindicar la importancia de adquirir unos hábitos de vida que contribuyan a mantener una buena salud cerebral. Se trata de unas prácticas muy sencillas que nos ayudarán a mantener bajo control ciertos factores de riesgo modificables, tal y como también recoge el blog de la Fundación:

  • 1. Seguir una dieta mediterránea: alimentos como el aceite de oliva virgen extra, los vegetales, las frutas, los pescados, los huevos y los cereales. Hay que evitar, en la medida lo posible, la sal, las grasas de origen animal, el azúcar y los alimentos precocinados.
  •  2. Controlar la hipertensión: conviene tenerla bajo control médico y con revisiones periódicas.
  •  3. Abandonar el tabaco y el consumo excesivo de alcohol: debemos eliminarlos para prevenir numerosas enfermedades.
  •  4. Vigilar la obesidad, el colesterol y la diabetes: debemos seguir una dieta equilibrada y realizar las revisiones médicas pertinentes.
  •  5. Hacer ejercicio moderado todos los días: salir a caminar a ritmo rápido durante 30 minutos, ir al gimnasio, practicar algún deporte o hacer una tabla de ejercicios en el parque.
  •  6. Cuidar el bienestar emocional: es fundamental para tener una vida tranquila y equilibrada. Además, es importante tratar adecuadamente trastornos como la ansiedad y la depresión.  
  •  7. Mantener la actividad intelectual: una alta reserva cognitiva es una buena aliada para un cerebro sano. Se pueden recomendar actividades como la lectura, los juegos de mesa o el ajedrez, pero, en general, todo aquello que implique aprender.
  •  8. Cultivar las relaciones: es necesario salir de casa y mantenerse activo socialmente
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus