15 de septiembre, 2021 Nutrición comentarios Bookmark and Share
< Volver

Según la revisión de estudios “El papel del desayuno y su calidad en la salud de los niños y adolescentes de España” del Instituto Danone, publicada en la revista Nutrición Hospitalaria, los niños que no desayunan tienen un 43% más riesgo de sufrir obesidad que los que sí lo hacen.

No se conoce, a ciencia cierta, por qué el hábito del desayuno puede influir sobre el peso. Sin embargo, algunos investigadores sugieren que, aunque esta comida supone un aporte calórico que no se haría si se eliminara, el desayuno ayuda a hacer una menor ingesta de energía durante el resto del día. Los expertos también han planteado que el consumo de energía del desayuno podría evitar ganar peso gracias a que las calorías se metabolizan más eficientemente a horas tempranas, señala el informe. “No se puede determinar si el desayuno es causa directa de efectos sobre el peso de los niños y adolescentes. Algunos estudios muestran que quienes saltan el desayuno también tienen hábitos alimentarios menos saludables en general y son más sedentarios pudiendo explicar esto la relación entre peso y desayuno”, afirma Luis Moreno Aznar, miembro del Instituto Danone y uno de los autores de la revisión.

 Los especialistas señalan que otro de los aspectos que hace a un desayuno saludable es su aporte calórico. Es aconsejable que esta comida cubra el 20% de los requerimientos diarios de energía. Además, como regla general, deben evitarse los alimentos de alto contenido calórico y baja densidad nutricional que simplemente aportan calorías, grasa, sodio o azúcar.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus